viernes, 2 de noviembre de 2018

Crónica: CAMPEONES DE ANDALUCÍA

El pasado domingo día 28, nuestros alumnos de la Escuela de Espeleología de Villacarrillo  acompañados de los más mayores, Antonio, Pepe, Jesús, Juanjo, Fátima, Noé y José Ángel, partieron desde Villacarrillo a las 5:30 de la mañana hacia la localidad de Cártama (Málaga).
A la llegada a la localidad, el frío se apoderaba de nuestros deportistas, añadiéndole el acicate de que las instalaciones estaban situadas al aire libre, un día duro a superar.
Comenzábamos con la prueba de velocidad, logrando conseguir grandes marcas, como la de nuestras pequeñas, Candela consiguiendo una cuarta posición y Adriana con una primera posición,dejando a todos los asistentes boquiabiertos: coordinación, limpieza, velocidad, una verdadera campeona. En alevín femenino Noelia conseguía una tercera posición y en infantiles femeninas Rocío y Laura demostraron ser unas verdaderas guerreras, Rocío al ser su segundo campeonato, obtenía la medalla de oro, y Laura al ser la primera vez que competía en infantiles obtenía una merecidísima segunda posición. Nuestros infantiles masculinos volvieron a completar pódium, algo a lo que ya nos tienen acostumbrados, Ángel conseguía el oro, Andrés la plata, a pocos segundos Rubén se alzaba con el bronce, y destacar la quinta posición de Pablo.
Pasamos a las categoría absoluta, nuestras féminas María y Fátima conseguían la medalla de plata y oro, destacar a María pues era su primera competición en la categoría Absoluta, y conseguía muy buen tiempo. Los chicos, con una rivalidad sana sacaron muy buenas marcas, Alberto conseguía una cuarta plaza, José Ángel la tercera posición, Jesús la segunda y Noé conseguía alcanzar el oro, dejando a sus contrincantes totalmente alucinados, pues entre el trabajo y los estudios, Noé tiene  muy poco tiempo para entrenar, por lo que es aún más meritorio.
Seguía la prueba de resistencia, en la categoría de promoción, una vez más en este año, la prueba consistía en subir dos veces, prueba que desde aquí hacemos una crítica, debido a que son niños muy pequeños que tienen que disfrutar de este deporte, y con el remonte de la vuelta a subir es algo que les cuesta bastante, aun así, nuestras dos titanes, Adriana y Candela, consiguieron la medalla de oro y de plata, y desde aquí felicitamos a ambas, pues han demostrado que lo que le pongan lo van a conseguir pese a la pequeña edad que tienen. Noelia por su parte demostró su poderío en esta prueba, consiguiendo el oro con un verdadero tiempazo, bravísima. Por su parte los infantiles, tanto las féminas como los masculinos, volvieron a revalidar los títulos, Rocío volvía a conseguir el metal de oro y Laura la plata. En cuanto a Ángel, volvió a conquistar el oro, Rubén la plata y Andrés el bronce, Pablo con una cuarta posición quedando a pocos segundos de Andrés, todos ellos y ellas unos verdaderos luchadores por conseguir subirse a los más alto del cajón, pero eso si, siempre con la deportividad por delante, el respeto al rival y el compañerismo mutuo.
En cuanto a la categoría absoluta, Fátima volvió a conseguir el oro, y María por su parte se alzaba con la plata, y ver a los chicos del G.E.V. es un espectáculo de rivalidad, pero un pique sano, de compañeros, de amigos de toda la vida….Alberto a un segundo se quedó de entrar en pódium, Noé por su parte logró la tercera posición, José Ángel una segunda posición y Jesús lograba alzarse con el oro.
Tras finalizar la prueba de resistencia hubo un parón para poder comer. Tras la comida, el cielo amenazaba con lluvia, por lo que nuestro compañero Jesús reunido con el resto de compañeros, dijo que la prueba fuese hacía delante, se comenzó con las explicaciones de los circuitos y cuando nuestra compañera María iba a comenzar, empezó un fuerte airazo y a caer una buena tromba de agua, por lo que la organización del campeonato decidió suspender la prueba, dejando con un sabor agridulce a muchos de los competidores. Tras esto se realizó la entrega de medallas, viendo la mayoría de los pódium de color rojo, por lo que se consiguieron un total de 27 medallas de las 28 posibles. 11 medallas de oro, 9 medallas de plata y 7 medallas  de bronce, además de tres cuartos puestos y un quinto puesto.
Por lo tanto, el equipo del GEV han conseguido ser campeones de Andalucía en Técnicas de Progresión Vertical, además de Campeones de Andalucía Travesía en Cueva y Campeones de Andalucía de Descenso de Barrancos y Cañones, siendo el único club Andaluz que ha conseguido este logro. Destacar los dobletes de oro de Adriana, Rocío, Ángel y Fátima, y los de plata de Laura y María. El equipo femenino del G.E.V. viene pisando fuerte.
Agradecer también a esos padres que se involucren en que sus hijos/as consigan sus objetivos.
Nuestros niños y mayores quedaron muy contentos con los resultados obtenidos, y ahora se preparan con ganas para poder disfrutar de la última prueba del año que se disputará en Valencia.

Ser grande no es una cuestión de tamaño, sino de actitud, y estos chavales han demostrado y demuestran día a día que son pequeños de tamaño, pero grandes de corazón. Pues este deporte-ciencia ha provocado que  todos los que lo integramos seamos una gran familia.

jueves, 31 de mayo de 2018

Złoty Karabinek - Polska 2018


Se avecinaba a primeros de año una temporada llena de sorpresas en el GEV y ninguno esperaba que, a estas alturas, diéramos un paso más de tantos que se dan, de tanta superación y de tanto esfuerzo. Un día de febrero recibíamos una invitación de una Federación extranjera para participar en el Campeonato Internacional Polaco de Técnicas Verticales y Travesía en Cueva: “Mosquetón Dorado”.
Una noticia que llegaba sin hacer ruido y, pese a conocer desde hace muchos años el formato del torneo, nos resultaba difícil afrontarlo. El equipo se dispuso a tramitar un presupuesto de partida, ¿cómo vamos a ir? ¿qué queremos conseguir?, y preguntas de ese tipo que, tras presentar la propuesta a los deportistas del GEV, tan solo cinco de ellos se aventuraron a esta historia.
Las semanas pasaban y los entrenamientos comenzaron a intensificarse y a hacerse más específicos, se formaron pruebas que pudieran ser parecidas a las visualizadas en videos de otros años y se hicieron consultas con varios colegas de Polonia para intentar estar al tanto de todo.
Pero… no sabemos si es bienvenido o desafortunado el sistema de progresión y por ende el Reglamento del evento. Parte de nuestros elementos principales de progresión, así como las bagas de anclaje, tuvieron que ser sustituidos y modificados, incorporar nuevos elementos de seguridad y, en consecuencia, remodificar toda la progresión de obstáculos verticales así como el rescate de una víctima en cuerda.
Parecían ponerse demasiados obstáculos en el camino, nuevas pruebas, nuevos procedimientos, trabas en las instalaciones deportivas en las que se entrena, y la complicación del idioma, del entendimiento, porque, como en cualquier parte, no todo el mundo habla inglés para comunicarse.
Llegado un tiempo, la Federación Andaluza de Espeleología nos proporcionó cierto material que el Club no tenía en la actualidad junto con una aportación económica que nos permitía afrontar con más ganas esta aventura, y por ende, la facilidad de ir siendo menos costoso el viaje en sí.
Nuestros cinco deportistas: Fátima, Juanjo, José Ángel, Cristian y Jesús fueron los comprometidos con este objetivo, la conquista del Mosquetón Dorado. Entrenamientos hasta muy tarde, muy exigentes, más de 250 horas invertidas en ello con una inmensidad de material empleada y mucha ambición por dominar estas novedades que parecían estar en contra nuestra.
Poco antes de dos semanas ya se palpaba la tensión, los nervios, se fueron cerrando todos los trámites del desplazamiento y la acogida de los compañeros polacos hasta la zona del Torneo. Apenas unos días antes de marcharnos recibíamos un mensaje muy poco común: alguien quiso patrocinarnos…
El Pasaje 3.0 de nuestro vecino villacarrillense Pedro Sarmiento nos sorprendió con una aportación económica exponiéndonos que merecíamos tener más de lo que teníamos porque Villacarrillo tiene al Grupo Espeleológico como estandarte principal. Su gesto y sus palabras nos emocionaron… fue un plus añadido que mentalizó al equipo para dejarse la piel… alguien confiaba en nosotros.
El jueves 28 de mayo comenzaba la aventura a Polonia en busca de la victoria. La llegada al día siguiente a Wroclaw supuso una línea de historia en el GEV, Villacarrillo, y en la Espeleología Andaluza y Española. LLegábamos a la zona de competición entrada la tarde. Poco después comenzarían unas pruebas clasificatorias que podían dejar fuera a alguno de los nuestros a las primeras de cambio. El equipo respondió bien y no tuvo ningún problema en superarlas.
Una gran cantidad de gente formó parte de este evento, competidores, público y participantes en otras actividades complementarias llenaron el escenario de espeleología. Hasta cuatro países distintos participaron, entre ellos Polonia, Italia, Rusia y como no, con nuestro equipo España.
El sábado se presentaba cargado de emoción, pruebas de instalación, desinstalación, polipastos, circuito de progresión, superación de zonas estrechas, autosocorro, etc., se perfilaban a lo largo del día. La vencedora y el vencedor se alzarían con el trofeo por la suma de todos los tiempos empleados en cada prueba, añadiendo aquellas penalizaciones técnicas en un tiempo porcentual.
Se consiguieron los tres mejores tiempos absolutos de todas las pruebas, excepto de una que un polaco consiguió el mejor parcial. Pruebas en las que Fátima demostraba un potencial increíble que dejaba a todos los asistentes perplejos, pruebas en las que Juanjo y Jose Ángel batían a sus propios compañeros, pruebas en las que Jesús tiró de casta para conquistar un mejor tiempo, y pruebas en las que Cristian, pese a tener problemas técnicos, resolvía perfectamente para culminar una evolución espectacular.
Finalizando la jornada, tras un día durísimo y agotador, terminamos nuestra participación y pasamos a recogerlo todo y degustar la comida polaca. Tras la llegada “inestremis” a la casa-sede del SpeleoKlub Bobry en la que nos alojábamos, esperábamos impacientes los resultados.
Horas más tarde, tras la confección de las actas, se realizó la entrega de trofeos: Fátima era la primera en nombrase como Campeona del Mosquetón Dorado tras una ovación excepcional y era unánime escuchar que era la mejor que habían visto nunca, incluso mejor que los hombres. Recibimos ese premio todos, ella levantaba el primer título internacional del GEV, fue un momento histórico. Le acompañaron en el pódium dos deportistas de Polonia e Italia de un nivel altísimo.
Minutos más tarde Jesús era nombrado como el Campeón del Mosquetón Dorado, cerrando así una victoria absoluta del GEV en el Torneo, siendo el dignísimo vencedor del mismo alzándose con los dos trofeos. Junto a él, dos deportistas de Polonia complet
aron el pódium.
Muy cerca de entrar en él, Juanjo se quedaba cuarto a las puertas de la gloria, a muy pocos segundos, habiendo realizado un torneo extraordinario. Fue quizás la espina de no haber conseguido otro trofeo más, pero el nivel de los competidores era posiblemente el más alto al que nos hayamos enfrentado nunca y conseguir una cuarta posición fue todo un logro.
José Ángel y Cristian clasificaban en sexta y octava posición respectivamente. Estar entre los diez primeros y terminar todas las pruebas sin caer en descalificación de pruebas con cuenta atrás ya fue una victoria. Ambos con algún que otro problema ejecutaron grandísimas pruebas para alcanzar esas tremendas posiciones.
El equipo brindó a la organización nuestra medalla de oro del Club como muestra de agradecimiento, y es que, no es para menos, pues estuvieron atentos de nosotros en todo momento, principalmente los colegas Lukasz y Michal. Los premios en material eran para todos los clasificados en la final, exageradamente abultados y los trofeos muy bonitos y cuidados. El formato excepcional, motivador, muy técnico y variado, sencillamente único, atractivo y efectivo.
Por la noche realizamos la vuelta a Breslavia. Aún con un día de margen para la salida del vuelo de vuelta, se había programado visitar Auschwitz… una lección de vida auténtica, impactante e interesante. Es angustioso pensar el que hicieras lo que hicieras en ese campo… eras un títere en manos de los soldados…  esta visita completó nuestro viaje valorando aún más aquellas cosas que tenemos, porque, no hace falta decir que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde...
La vuelta vino acompañada el lunes en Málaga del Presidente de la Federación Andaluza de Espeleología José Antonio Berrocal en el aeropuerto que nos recibió para felicitarnos por la conquista realizada como campeones. Al regresar a Villacarrillo tuvimos un brindis con en nuestra Sede con Antonio, Toni y Luisi. De camino a casa le prometimos al Pasaje 3.0 brindarle el trofeo si conseguíamos algo, y así fue, sin llegar a casa fuimos a la tienda para compartirlo con él.

Finalmente en nuestro vecindario, familiares y vecinos nos recibieron a grito de campeones de una forma singular, puesto que nunca nadie antes nos había esperado de esta forma. Cadena Dial Villacarrillo se hizo eco en todo momento de los acontecimientos y nos ha realizado esta mañana una extensísima entrevista al respecto, a la cual le agradecemos el esfuerzo.
El apoyo en las redes sociales durante nuestra estancia en Polonia ha sido exageradamente increíble, hemos podido sentir a toda esa gente que nos quiere, que nos apoya, que nos anima y nos valora lo que hacemos, y es por todos ellos por los que alzamos ese título en señal de CAMPEONES. Dedicado a todas estas personas, no tenemos palabras para agradecer todos esos grandes apoyos.
Sin nada más, y esperando que haya sido  tanto vuestra como nuestra esta victoria, seguiremos avanzando, pisando firme, demostrando que la espeleología tiene un nombre, y ese nombre es Grupo Espeleológico de Villacarrillo.

jueves, 3 de agosto de 2017

Crónica XVI Campeonato Andaluz de TPV en Espeleología y Espeleoathlon


29 y 30 de julio, días señalados nuevamente en Villacarrillo, en la espeleología y en el GEV.
El pasado fin de semana el Grupo Espeleológico de Villacarrillo acogía la dieciseisava edición del Campeonato Andaluz de Técnicas de Progresión Vertical en Espeleología, y además el Espeleoathlon 2017, una nueva competición creada por el Club y abierta a cualquier competidor con el fin de impulsar, girar y evolucionar en las competiciones.

La localidad villacarrillense fue la sede perfecta en sus diferentes escenarios: el interior del Pabellón Polideportivo Municipal, la Plaza Juan XXIII con los Refugios Subterráneos de la Guerra Civil, el Campanario de la Iglesia de la Asunción y los exteriores de las zonas deportivas con nuestra maravillosa Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas de fondo.
La organización del torneo andaluz vino de la mano del GEV y la Federación Andaluza de Espeleología, desarrollando las pruebas comunes de velocidad sobre sinfín, resistencia en cuerda fija y circuito de habilidad, todas desarrolladas durante la jornada matinal del sábado 29, aunque ya entrada la tarde con un calor bastante agobiante.
Por otro lado, el Espeleoathlon abarcó la noche del 29 y la mañana del domingo 30, organizado exclusivamente por el Club, contó con el patrocinio extraordinario de las multinacionales Petzl y Korda’s, junto con una nueva marca comercial italiana de anclajes, Vertical Evolution. Así mismo, tuvo el apoyo y la colaboración de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Jaén y el Ayuntamiento de Villacarrillo. De forma conjunta, Humaventura colaboró en ambos torneos como suele hacer habitualmente con eventos de nuestra asociación.

Entrando en detalles, las pruebas del andaluz se desarrollaron muy seguidas, sin apenas tiempo de descanso para evitar las horas de mayor calor… aunque al final no se libró nadie de sudar.

La velocidad nos dejó 3 récords de España de la mano de María Lozano Jiménez en juvenil femenina, Antonio Rodríguez Rodríguez en juvenil masculino y Fátima García Román en mayores femenina.
El resto de compañeros disputaron perfectamente la prueba, sobresaliendo además Laura López Torres como campeona en alevín femenina, Jose Ángel Cabot García como campeón de la prueba en mayores masculino y Rubén Campos García como campeón en infantil masculino, este último contra todo pronóstico, donde uno aprende que nunca hay que tirar la toalla porque todo es posible. 
En cuanto a la resistencia, ya próximos al medio día, agotó la mayoría de las energías, siendo una prueba más dura de lo normal con ciertas incertidumbres sobre las medidas que estableció el sector técnico federativo en esta prueba. Se consiguió un récord de España de la mano de Ángel Usero Sánchez.
Entre algo de ajetreo se inició la prueba de circuito, llena de ejecuciones que hacen grande el deporte en sí:
Ana Belén Torres Soto, mayor femenina, con tres medallas de bronce en la competición, realizó una prueba muy limpia, ordenada y efectiva, con un gran tiempo y estando orgullosos todos sus compañeros por la superación de un circuito con las características que presentaba.
    Juanjo Rodríguez García, mayor masculino, obtuvo la medalla de bronce a escasos segundos de la plata, con una explosiva y divertida prueba, demostrando que a “huevos” nadie le gana. Porque no es mejor quien gana, sino quien marca la diferencia, y Fernando Alonso sabe de esto…

Manuel Martínez Afán, imagen del cartel de la competición, juvenil masculino, quedó en séptima posición… sí, séptima, y aun así fue excepcional. Tuvo el despiste (más que mala suerte) de confundirse en el descenso de cuerda y bajar por la misma, lo que le obligó a retroceder y perder una cantidad de tiempo muy alta.

Continuó y los nervios le obligaron a ser más agresivo, actitud que pagó al empotrar el bloqueador de mano en un nudo de cabecera que le hizo volver a perder más tiempo de lo normal. Continuó y finalizó con la cabeza alta, cabizbajo y puede que decepcionado, pero con todo ello estuvo a menos de un minuto del pódium y todo su equipo orgulloso de él.
Ángel Usero Sánchez, infantil masculino con dos oros y una plata, demostró lo que significa “ganar”, y no es más que entrenar cada día con el fin de superarse a sí mismo. Nos deleitó con una actuación soberbia, superando 4 obstáculos en 1 minuto y 17 segundos, sencillamente increíble.
Cristina Gómez Benavides, juvenil femenina con dos oros y una plata, fulminó no solo a sus rivales, sino a todos los juveniles excepto a Alberto y Antonio (los campeones masculinos), con una velocidad técnica por encima de lo que estábamos acostumbrados a verla en otras citas o en los propios entrenamientos. Los resultados normalmente son el reflejo de lo que uno entrena y ella los ha merecido.

 Jose Ángel y Alberto, de mayores y juveniles masculinos, disputaron grandes pruebas sin saber que en el Espeleoathlon sería el torneo en el que triunfarían.


Laura López Torres, nuestra alevín femenina que conquistó un triplete de oro excepcional, compitió contra sus rivales de forma muy ajustada, fue una prueba con emoción y muy entretenida. Da gusto ver la velocidad en los movimientos de las peques y Laura pudo alzarse de forma efectiva con el tercer oro que le coronaría con el tan difícil triplete.
Fátima, nuestra entrenadora del equipo que también consiguió el triplete de oro, volvió a dejar otra actuación magistral, para verla una y otra vez, donde todos los asistentes disfrutamos de la limpieza, elegancia y técnica de sus maniobras, consiguiendo además el mejor tiempo de la competición. Se hicieron “apuestas” sobre el tiempo final, cada cual más bajo, y aun así, estuvo por debajo de todas las opiniones, un deleite que incluso jueces y técnicos valoraban sin adjetivos ya que encontrar por la excepcionalidad que demuestra una y otra vez.

El resultado final fue extraordinario, un total de 46 medallas, de las cuales 18 han sido de oro, 18 de plata y 10 de bronce, junto con los 4 récords batidos. Esta suma nos hace ser un año más el Club Campeón de Andalucía de TPV en Espeleología.
Como subcampeones el equipo granadino Ben-Alah, que conquistó 10 oros y otras 12 medallas más, 6 platas y 6 bronces. Como terceros clasificados encontramos al GAE Motril, que se alzó con 9 medallas de oro y sus correspondientes 900 puntos. A ambos equipos, así como al resto que se desplazaron de otras provincias, les agradecemos su asistencia y participación.
El resto de compañeros también realizaron una grandísima competición: Beatriz Torres Navarrete conquistó un triplete de plata en la categoría mayores femenina. Pablo Rodríguez Rodríguez pudo alzarse con una medalla de bronce en la prueba de circuito en infantil masculino, consiguiendo superarse poco a poco y al que seguramente veremos más arriba en próximos eventos, culminando un buen campeonato de Andalucía.

Andrés Garvín Rubiales, también infantil masculino, consiguió dos platas y un bronce, otro chaval con proyección que pelea contra Ángel en la conquista de la categoría. Rubén, mencionado anteriormente, sumó además del oro, una medalla de bronce. María en juveniles por su parte, además del oro, consiguió otras dos medallas de plata.
Finalmente en mayores masculinos, Jose Ángel consiguió una plata y un bronce, además del oro mencionado; y Cristian Herreros Miras, que volvió tras muchos años a estas competiciones a lo grande, con una gran participación, consiguiendo una plata y un bronce.
Sin antes pasar al torneo estrella, qué decir de Adriana Tortosa Alguacil, en la categoría promoción femenina, ¡¡¡con solo 6 años participó en las tres pruebas!!! Consiguió triplete de plata pese a llevar apenas semanas en el equipo y disfrutó como nadie.
A los demás nos hizo disfrutar más aún y su desparpajo hablando no tiene precio.
Acto seguido y previa a la entrega de medallas, Petzl ofreció una ponencia sobre sus nuevos materiales, presentando nuevos productos que saldrán en breve al mercado, con una innovación y calidad supremas. Además, la grandiosa marca estuvo presente durante todo el evento para que los interesados pudieran conocer de forma palpable estos objetos y sus respectivos usos.
Pasada la tarde y con un cansancio considerable de los deportistas que, además de competir han estado pringados en la organización del torneo durante toda la semana y en campeonato in situ, se perfilaba el inicio del Espeleoathlon con la prueba nocturna, la más espectacular.
La prueba recorría los Refugios Subterráneos de la Guerra Civil y el Campanario de la Asunción, en donde cada deportista llevaba su propia iluminación artificial y todo el equipo de progresión.
La noche fue estupenda, la gente de la localidad acompañó y amenizó la prueba, deportistas y jueces disfrutaron del entorno, del escenario y de la idea ejecutada.

Una veintena de participantes completaban el recorrido de forma exitosa dejando imágenes muy bonitas, cerrando así la intensiva jornada del sábado.

 Destacar a Francisco Rodríguez Cascales que clasificó en tercera posición, realizando un sobresaliente fin de semana pese a haber salido recientemente de una delicada operación.

Ya en domingo, se disputaban las dos pruebas restantes del Espeleoathlon: el circuito de habilidad y el autosocorro.

Las clasificaciones se iban ajustando y la gente volvía a disfrutar de las pruebas.

La calurosa mañana en los exteriores de las zonas deportivas no fue impedimento para ver detalles de calidad de los participantes, donde Canal Sur Televisión grabó durante 20 minutos aproximadamente a nuestros deportistas para su posterior emisión.

Los deportistas del resto de equipos desarrollaban de forma espléndida la prueba, viendo al juvenil Alejandro Cuevas Herrera en su primera participación en estos eventos con una gran proyección  y atreviéndose con todo.




Las nuevas posiciones apretaban aún más las puntuaciones, decidiéndose casi todos los trofeos en la prueba final del autosocorro. Cristian peleó todo lo que pudo, y pese a quedarse fuera de la lucha por el pódium, ofreció el espectáculo deseado, completando un fin de semana buenísimo y con una progresión asombrosa.

 María, en juveniles, apretó la clasificación ganando en la prueba de exteriores para batirse en un duelo final con Cristina por la lucha del precioso trofeo del torneo.


Beatriz por su parte, se atrevió con el Espeleoathlon con cierta inseguridad pero su resultado fue brillante: disfrutó de las pruebas, consiguió buenos tiempos y defendió el autosocorro a la perfección.

 Antonio Rodríguez, en juveniles, tras su excepcional resultado en el Andaluz con dos oros y una plata, fue superado por sus rivales, pero eso no le impediría lucirse en la última prueba.


 Manuel pudo rehacerse en el Espeleoathlon, clasificando en segunda posición en todas las pruebas y obteniendo una merecida recompensa tras meses de lesión.

   Tras un pequeño descanso daba comienzo la novedosa prueba. Se trata de la primera prueba oficial de competición de autosocorro en España, algo muy diferente al rescate vertical en el que un equipo completo de especialistas evacúan a un herido en camilla por medio de las instalaciones en cuerda.

   En este caso, el autosocorro consiste en el rescate y descenso de un herido que se encuentra colgado sobre la cuerda pero solamente mediante la intervención de un auxiliador.

   El equipo GEV demostró una técnica increíble, dignísima de ver y admirar, donde Fátima, Antonio, Cristina y Juanjo fueron los vencedores de la prueba, bajando del minuto los dos primeros con una exhibición asombrosa.

    La prueba se cronometraba desde la salida en el suelo del rescatador, desbloqueo de la víctima y descenso controlado al suelo, incluyendo la colocación de la víctima en posición lateral de seguridad, alejada de la vertical, y tocando una señal de finalización, lo que engrandece aún más los tiempos logrados.

   Finalmente, nuestro equipo se hizo con 10 trofeos de los 12 en juego, siendo los campeones absolutos Fátima y Jose Ángel, y por juveniles Cristina y Alberto García Carreras, este último con un oro y dos platas en el Andaluz de TPV, completando un grandioso fin de semana.



  
    Los otros dos trofeos se marcharon para el GAE Motril y para Ben-Alah, donde José Lahoz, Juanfran Quintana, Antonio Triviño y nuestro colega Fran Cuevas se marcaron un gran fin de semana.

   La competición llegó a su fin después de días agotadores. Agradecer desde aquí las fotografías cedidas por Lucía B.P., Iván P.F., Inma C.G. y el presidente Toni P.F., que son las que nos han ilustrado magníficamente en esta crónica.

   Se estableció un bar durante todo el fin de semana para el avituallamiento de competidores y público asistente, existieron puntos de información y cartelería adornando el evento. Todo esto fue posible gracias a la colaboración de familiares del Club, de exmiembros como Pepe el Herrero y Pepe Vela, y de los patrocinadores del equipo: Congelados Marcos, que ofreció además polos y helados durante la competición, R-All Sport, Hotel Las Villas y los extraordinarios Salones La Olivina. Compañeros como Felipe y Raúl no dudaron en mostrarnos su apoyo en todo momento.


   Antonio Pérez Ruiz albergó toda la logística de los eventos de forma sobresaliente, lo que hizo que no existiera un cabo suelto, y Toni estuvo pendiente de cualquier detalle para que el Andaluz y el Espeleoathlon fueran otro gran éxito espeleológico nacional como la Gala de la Espeleología, los Premios ESPELEO y el Congreso de 2016.

   El GEV sigue siendo un referente nacional en la espeleología aunque haya enemigos dentro y fuera de Villacarrillo, lástima que parte del propio deporte local no apoye este deporte. Nos despedimos agradeciendo el esfuerzo de todas aquellas personas que han colaborado durante el fin de semana y sus días previos y posteriores con un toque de atención a todas las personas que tratan de provocar a los deportistas del GEV dentro y fuera de la pista, así como a sus entrenadores y junta directiva: "Si no puedes vencer a tu enemigo con la fuerza, usa el arma más poderosa de todas: la mente"
(pero de esto tenéis bien poco...)

¡¡VIVA EL GEV Y NADIE MÁS!!