jueves, 3 de agosto de 2017

Crónica XVI Campeonato Andaluz de TPV en Espeleología y Espeleoathlon


29 y 30 de julio, días señalados nuevamente en Villacarrillo, en la espeleología y en el GEV.
El pasado fin de semana el Grupo Espeleológico de Villacarrillo acogía la dieciseisava edición del Campeonato Andaluz de Técnicas de Progresión Vertical en Espeleología, y además el Espeleoathlon 2017, una nueva competición creada por el Club y abierta a cualquier competidor con el fin de impulsar, girar y evolucionar en las competiciones.

La localidad villacarrillense fue la sede perfecta en sus diferentes escenarios: el interior del Pabellón Polideportivo Municipal, la Plaza Juan XXIII con los Refugios Subterráneos de la Guerra Civil, el Campanario de la Iglesia de la Asunción y los exteriores de las zonas deportivas con nuestra maravillosa Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas de fondo.
La organización del torneo andaluz vino de la mano del GEV y la Federación Andaluza de Espeleología, desarrollando las pruebas comunes de velocidad sobre sinfín, resistencia en cuerda fija y circuito de habilidad, todas desarrolladas durante la jornada matinal del sábado 29, aunque ya entrada la tarde con un calor bastante agobiante.
Por otro lado, el Espeleoathlon abarcó la noche del 29 y la mañana del domingo 30, organizado exclusivamente por el Club, contó con el patrocinio extraordinario de las multinacionales Petzl y Korda’s, junto con una nueva marca comercial italiana de anclajes, Vertical Evolution. Así mismo, tuvo el apoyo y la colaboración de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Jaén y el Ayuntamiento de Villacarrillo. De forma conjunta, Humaventura colaboró en ambos torneos como suele hacer habitualmente con eventos de nuestra asociación.

Entrando en detalles, las pruebas del andaluz se desarrollaron muy seguidas, sin apenas tiempo de descanso para evitar las horas de mayor calor… aunque al final no se libró nadie de sudar.

La velocidad nos dejó 3 récords de España de la mano de María Lozano Jiménez en juvenil femenina, Antonio Rodríguez Rodríguez en juvenil masculino y Fátima García Román en mayores femenina.
El resto de compañeros disputaron perfectamente la prueba, sobresaliendo además Laura López Torres como campeona en alevín femenina, Jose Ángel Cabot García como campeón de la prueba en mayores masculino y Rubén Campos García como campeón en infantil masculino, este último contra todo pronóstico, donde uno aprende que nunca hay que tirar la toalla porque todo es posible. 
En cuanto a la resistencia, ya próximos al medio día, agotó la mayoría de las energías, siendo una prueba más dura de lo normal con ciertas incertidumbres sobre las medidas que estableció el sector técnico federativo en esta prueba. Se consiguió un récord de España de la mano de Ángel Usero Sánchez.
Entre algo de ajetreo se inició la prueba de circuito, llena de ejecuciones que hacen grande el deporte en sí:
Ana Belén Torres Soto, mayor femenina, con tres medallas de bronce en la competición, realizó una prueba muy limpia, ordenada y efectiva, con un gran tiempo y estando orgullosos todos sus compañeros por la superación de un circuito con las características que presentaba.
    Juanjo Rodríguez García, mayor masculino, obtuvo la medalla de bronce a escasos segundos de la plata, con una explosiva y divertida prueba, demostrando que a “huevos” nadie le gana. Porque no es mejor quien gana, sino quien marca la diferencia, y Fernando Alonso sabe de esto…

Manuel Martínez Afán, imagen del cartel de la competición, juvenil masculino, quedó en séptima posición… sí, séptima, y aun así fue excepcional. Tuvo el despiste (más que mala suerte) de confundirse en el descenso de cuerda y bajar por la misma, lo que le obligó a retroceder y perder una cantidad de tiempo muy alta.

Continuó y los nervios le obligaron a ser más agresivo, actitud que pagó al empotrar el bloqueador de mano en un nudo de cabecera que le hizo volver a perder más tiempo de lo normal. Continuó y finalizó con la cabeza alta, cabizbajo y puede que decepcionado, pero con todo ello estuvo a menos de un minuto del pódium y todo su equipo orgulloso de él.
Ángel Usero Sánchez, infantil masculino con dos oros y una plata, demostró lo que significa “ganar”, y no es más que entrenar cada día con el fin de superarse a sí mismo. Nos deleitó con una actuación soberbia, superando 4 obstáculos en 1 minuto y 17 segundos, sencillamente increíble.
Cristina Gómez Benavides, juvenil femenina con dos oros y una plata, fulminó no solo a sus rivales, sino a todos los juveniles excepto a Alberto y Antonio (los campeones masculinos), con una velocidad técnica por encima de lo que estábamos acostumbrados a verla en otras citas o en los propios entrenamientos. Los resultados normalmente son el reflejo de lo que uno entrena y ella los ha merecido.

 Jose Ángel y Alberto, de mayores y juveniles masculinos, disputaron grandes pruebas sin saber que en el Espeleoathlon sería el torneo en el que triunfarían.


Laura López Torres, nuestra alevín femenina que conquistó un triplete de oro excepcional, compitió contra sus rivales de forma muy ajustada, fue una prueba con emoción y muy entretenida. Da gusto ver la velocidad en los movimientos de las peques y Laura pudo alzarse de forma efectiva con el tercer oro que le coronaría con el tan difícil triplete.
Fátima, nuestra entrenadora del equipo que también consiguió el triplete de oro, volvió a dejar otra actuación magistral, para verla una y otra vez, donde todos los asistentes disfrutamos de la limpieza, elegancia y técnica de sus maniobras, consiguiendo además el mejor tiempo de la competición. Se hicieron “apuestas” sobre el tiempo final, cada cual más bajo, y aun así, estuvo por debajo de todas las opiniones, un deleite que incluso jueces y técnicos valoraban sin adjetivos ya que encontrar por la excepcionalidad que demuestra una y otra vez.

El resultado final fue extraordinario, un total de 46 medallas, de las cuales 18 han sido de oro, 18 de plata y 10 de bronce, junto con los 4 récords batidos. Esta suma nos hace ser un año más el Club Campeón de Andalucía de TPV en Espeleología.
Como subcampeones el equipo granadino Ben-Alah, que conquistó 10 oros y otras 12 medallas más, 6 platas y 6 bronces. Como terceros clasificados encontramos al GAE Motril, que se alzó con 9 medallas de oro y sus correspondientes 900 puntos. A ambos equipos, así como al resto que se desplazaron de otras provincias, les agradecemos su asistencia y participación.
El resto de compañeros también realizaron una grandísima competición: Beatriz Torres Navarrete conquistó un triplete de plata en la categoría mayores femenina. Pablo Rodríguez Rodríguez pudo alzarse con una medalla de bronce en la prueba de circuito en infantil masculino, consiguiendo superarse poco a poco y al que seguramente veremos más arriba en próximos eventos, culminando un buen campeonato de Andalucía.

Andrés Garvín Rubiales, también infantil masculino, consiguió dos platas y un bronce, otro chaval con proyección que pelea contra Ángel en la conquista de la categoría. Rubén, mencionado anteriormente, sumó además del oro, una medalla de bronce. María en juveniles por su parte, además del oro, consiguió otras dos medallas de plata.
Finalmente en mayores masculinos, Jose Ángel consiguió una plata y un bronce, además del oro mencionado; y Cristian Herreros Miras, que volvió tras muchos años a estas competiciones a lo grande, con una gran participación, consiguiendo una plata y un bronce.
Sin antes pasar al torneo estrella, qué decir de Adriana Tortosa Alguacil, en la categoría promoción femenina, ¡¡¡con solo 6 años participó en las tres pruebas!!! Consiguió triplete de plata pese a llevar apenas semanas en el equipo y disfrutó como nadie.
A los demás nos hizo disfrutar más aún y su desparpajo hablando no tiene precio.
Acto seguido y previa a la entrega de medallas, Petzl ofreció una ponencia sobre sus nuevos materiales, presentando nuevos productos que saldrán en breve al mercado, con una innovación y calidad supremas. Además, la grandiosa marca estuvo presente durante todo el evento para que los interesados pudieran conocer de forma palpable estos objetos y sus respectivos usos.
Pasada la tarde y con un cansancio considerable de los deportistas que, además de competir han estado pringados en la organización del torneo durante toda la semana y en campeonato in situ, se perfilaba el inicio del Espeleoathlon con la prueba nocturna, la más espectacular.
La prueba recorría los Refugios Subterráneos de la Guerra Civil y el Campanario de la Asunción, en donde cada deportista llevaba su propia iluminación artificial y todo el equipo de progresión.
La noche fue estupenda, la gente de la localidad acompañó y amenizó la prueba, deportistas y jueces disfrutaron del entorno, del escenario y de la idea ejecutada.

Una veintena de participantes completaban el recorrido de forma exitosa dejando imágenes muy bonitas, cerrando así la intensiva jornada del sábado.

 Destacar a Francisco Rodríguez Cascales que clasificó en tercera posición, realizando un sobresaliente fin de semana pese a haber salido recientemente de una delicada operación.

Ya en domingo, se disputaban las dos pruebas restantes del Espeleoathlon: el circuito de habilidad y el autosocorro.

Las clasificaciones se iban ajustando y la gente volvía a disfrutar de las pruebas.

La calurosa mañana en los exteriores de las zonas deportivas no fue impedimento para ver detalles de calidad de los participantes, donde Canal Sur Televisión grabó durante 20 minutos aproximadamente a nuestros deportistas para su posterior emisión.

Los deportistas del resto de equipos desarrollaban de forma espléndida la prueba, viendo al juvenil Alejandro Cuevas Herrera en su primera participación en estos eventos con una gran proyección  y atreviéndose con todo.




Las nuevas posiciones apretaban aún más las puntuaciones, decidiéndose casi todos los trofeos en la prueba final del autosocorro. Cristian peleó todo lo que pudo, y pese a quedarse fuera de la lucha por el pódium, ofreció el espectáculo deseado, completando un fin de semana buenísimo y con una progresión asombrosa.

 María, en juveniles, apretó la clasificación ganando en la prueba de exteriores para batirse en un duelo final con Cristina por la lucha del precioso trofeo del torneo.


Beatriz por su parte, se atrevió con el Espeleoathlon con cierta inseguridad pero su resultado fue brillante: disfrutó de las pruebas, consiguió buenos tiempos y defendió el autosocorro a la perfección.

 Antonio Rodríguez, en juveniles, tras su excepcional resultado en el Andaluz con dos oros y una plata, fue superado por sus rivales, pero eso no le impediría lucirse en la última prueba.


 Manuel pudo rehacerse en el Espeleoathlon, clasificando en segunda posición en todas las pruebas y obteniendo una merecida recompensa tras meses de lesión.

   Tras un pequeño descanso daba comienzo la novedosa prueba. Se trata de la primera prueba oficial de competición de autosocorro en España, algo muy diferente al rescate vertical en el que un equipo completo de especialistas evacúan a un herido en camilla por medio de las instalaciones en cuerda.

   En este caso, el autosocorro consiste en el rescate y descenso de un herido que se encuentra colgado sobre la cuerda pero solamente mediante la intervención de un auxiliador.

   El equipo GEV demostró una técnica increíble, dignísima de ver y admirar, donde Fátima, Antonio, Cristina y Juanjo fueron los vencedores de la prueba, bajando del minuto los dos primeros con una exhibición asombrosa.

    La prueba se cronometraba desde la salida en el suelo del rescatador, desbloqueo de la víctima y descenso controlado al suelo, incluyendo la colocación de la víctima en posición lateral de seguridad, alejada de la vertical, y tocando una señal de finalización, lo que engrandece aún más los tiempos logrados.

   Finalmente, nuestro equipo se hizo con 10 trofeos de los 12 en juego, siendo los campeones absolutos Fátima y Jose Ángel, y por juveniles Cristina y Alberto García Carreras, este último con un oro y dos platas en el Andaluz de TPV, completando un grandioso fin de semana.



  
    Los otros dos trofeos se marcharon para el GAE Motril y para Ben-Alah, donde José Lahoz, Juanfran Quintana, Antonio Triviño y nuestro colega Fran Cuevas se marcaron un gran fin de semana.

   La competición llegó a su fin después de días agotadores. Agradecer desde aquí las fotografías cedidas por Lucía B.P., Iván P.F., Inma C.G. y el presidente Toni P.F., que son las que nos han ilustrado magníficamente en esta crónica.

   Se estableció un bar durante todo el fin de semana para el avituallamiento de competidores y público asistente, existieron puntos de información y cartelería adornando el evento. Todo esto fue posible gracias a la colaboración de familiares del Club, de exmiembros como Pepe el Herrero y Pepe Vela, y de los patrocinadores del equipo: Congelados Marcos, que ofreció además polos y helados durante la competición, R-All Sport, Hotel Las Villas y los extraordinarios Salones La Olivina. Compañeros como Felipe y Raúl no dudaron en mostrarnos su apoyo en todo momento.


   Antonio Pérez Ruiz albergó toda la logística de los eventos de forma sobresaliente, lo que hizo que no existiera un cabo suelto, y Toni estuvo pendiente de cualquier detalle para que el Andaluz y el Espeleoathlon fueran otro gran éxito espeleológico nacional como la Gala de la Espeleología, los Premios ESPELEO y el Congreso de 2016.

   El GEV sigue siendo un referente nacional en la espeleología aunque haya enemigos dentro y fuera de Villacarrillo, lástima que parte del propio deporte local no apoye este deporte. Nos despedimos agradeciendo el esfuerzo de todas aquellas personas que han colaborado durante el fin de semana y sus días previos y posteriores con un toque de atención a todas las personas que tratan de provocar a los deportistas del GEV dentro y fuera de la pista, así como a sus entrenadores y junta directiva: "Si no puedes vencer a tu enemigo con la fuerza, usa el arma más poderosa de todas: la mente"
(pero de esto tenéis bien poco...)

¡¡VIVA EL GEV Y NADIE MÁS!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario